SEGUROS PARA MEDICOS: SOCIEDADES PROFESIONALES

La Ley 2/2007 estableció la obligatoriedad de constituirse en sociedad segurosparamedicosprofesional a aquellas actividades para cuyo ejercicio es imprescindible una determinada capacitación académica.

Aunque genérica y confusa para algunas actividades, en el caso de las sociedades médicas no hay ninguna duda que están obligadas a constituirse o adaptarse a esta ley.

La misma, establece la obligatoriedad de que la sociedad tenga un seguro de responsabilidad civil y por mi experiencia esto suele desconcertar – molestar a muchos profesionales.

Oiga, que yo ya tengo mi seguro profesional. Oiga, es que todos los que estamos ya tenemos nuestro propio seguro, para que vamos a pagar más para nada.

Lo primero que hay que aceptar es que una sociedad es una persona jurídica distinta de sus integrantes con sus propios derechos y obligaciones. A modo de ejemplo, la sociedad está sujeta al impuesto de sociedades y sus integrantes al IRPF.

En consecuencia si yo paciente mañana, acudo a una clínica, retendré en mi memoria el nombre de la misma y eventualmente tendré en los papeles que se me facilite el nombre del profesional que me haya atendido, pero con el anagrama de la clínica, consultorio, etc.

Si posteriormente considero que el tratamiento recibido no es el adecuado y quiero reclamar, seré yo el demandante el que escoja contra quien ir, contra el centro, contra el médico o contra los dos. Otro ejemplo, me atienden en una clínica y al cabo del tiempo se revela que el tratamiento no fue correcto, entre tanto el facultativo ha fallecido o se ha jubilado o a dejado la sociedad, en ese caso es muy posible que mi abogado me recomiende ir solo a por la entidad jurídica.

Más complicado de ver es en el caso de una sociedad unipersonal, de hecho o de derecho. Puesto que en muchos aspectos se solapan el seguro personal con el de la sociedad y si hubiese una reclamación conjunta, ambos concurrirían en la parte proporcional de su cobertura. En estos casos, el seguro, siendo obligatorio de todas formas, tendrá sentido si el facultativo tiene además un equipo de asistentes, pues en ese caso el seguro de la sociedad abarcará la suma de todas las actuaciones, frente al personal que solo quedará afectado por la acción directa.